Informe Karibu Sana 2021

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Informe 2021

Buenos días.

Acabamos de publicar en la web el Informe Karibu Sana 2021. Pinchando ahí lo encontrarás. También está en la portada de la web.

Os animo a leerlo. El diseño, muy bonito, nos lo ha donado Luk Comunicación, como hace siempre. Y el Informe es muy alentador y está lleno de esperanza. Gracias a Karibu Sana ha mejorado la vida de cientos de niños. Creo que eso nos tiene que ayudar a ser optimistas a pesar de las grandes incertidumbres del presente: cada uno de nosotros puede hacer mucho bien por los más necesitados. Bastaría con llegar a uno, eso merece la pena.

Te pediría también que lo compartas con tus familiares y amigos, para darnos a conocer y así llegar todavía a más beneficiarios.

Un abrazo

Javier Aranguren

 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Otras historias del Diario

Bossvill Witaba empieza su futuro

Le conocí en diciembre de 2016, a punto de volverme a España. Vivían en la misma chabola de Kibera él, su madre y sus cuatro hermanos (otro chico y tres chicas). El padre les abandonó a la semana del nacimiento de la última y no sabían nada de su vida. Bossvill dormía junto a su

Seguir leyendo >>

Gente como Manuel

Dejadme llamarle así, Manuel, aunque su nombre sea otro. Llamó al teléfono de Karibu Sana, que también es el mío. Quería pedir, si era posible, aumentar su colaboración mensual. En concreto, cuadruplicarla. –»Es que me impresiona mucho lo que hacéis, y quiero ayudar a más niños. Si ganara más dinero, más que os daría. ¡Ya

Seguir leyendo >>

Bautizos y clases

He conectado con Sarah, una chica a la que empezamos a pagar la educación hace cinco años, de las primeras. Tras terminar la secundaria trabajó unos meses de camarera. Luego la echaron y estaba en casa sin mucho que hacer. La he animado a ponerse en marcha. Ha buscado un curso de formación profesional como

Seguir leyendo >>

Samuel estudiando en su habitación en Kwetu.

Recibe el Diario de Karibu Sana en tu mail