Todo niño se merece la oportunidad de aprender

Todavía hoy hay millones de niños sin acceso a una educación básica. Karibu Sana rescata a niños de la calle en el slum de Kibera en Nairobi (Kenia) y les proporciona becas de estudio para que puedan crecer en construir su propio futuro. 

Socios promotores

Les llaman street boys, niños de la calle. Solo en Nairobi hay 60.000 niños viviendo solos, pasando hambre y vagando como zombies por las calles, olvidados del mundo y de sus familias. Javier Aranguren se tropezó con esta realidad cuando fue a Strathmore University como profesor visitante de Filosofía. 

Comenzó invitando a comer y comprando algo de ropa a algunos pequeños, pero pronto comprendió que eso duraba muy poco, mientras que la educación sirve para toda la vida. Por esa razón buscó colegios, matriculó a los niños y fue a comprarles uniformes, obligatorios en todos los centros escolares del país. En la zapatería se quedaron perplejos; era el primer cliente que encargaba cien pares de zapatos…

Esta es la historia de Karibu Sana, fundada por Javier Aranguren para ayudar a un grupo concreto de niños que ahora mismo están embarcados en la aventura de su infancia.  

La educación lo cambia todo

Karibu Sana apoya económicamente a niños y niñas sin recursos de Kenia para que puedan ir al colegio y recibir una educación de calidad. Nos centramos sobre todo en niños de los llamados ‘slums’, los barrios de chabolas de Nairobi.
Reproducir vídeo

Hoy, ayudamos a más de 600 niños

92 niños y niñas

becas Karibu Sana

125 niños

Kwetu Home of Peace

240 niños y niñas

Desert Streams School

240 niños y niñas

Transform School

¡NO TE PIERDAS NADA!

Recibe GRATIS el Diario de Karibu Sana en tu mail. Juntos creamos un futuro en el que todos los niños tengan la oportunidad de aprender.

Diario con historias de Karibu Sana

Bossvill Witaba empieza su futuro

Le conocí en diciembre de 2016, a punto de volverme a España. Vivían en la misma chabola de Kibera él, su madre y sus cuatro hermanos (otro chico y tres chicas). El padre les abandonó a la semana del nacimiento de la última y no sabían nada de su vida. Bossvill dormía junto a su

Seguir leyendo >>

Gente como Manuel

Dejadme llamarle así, Manuel, aunque su nombre sea otro. Llamó al teléfono de Karibu Sana, que también es el mío. Quería pedir, si era posible, aumentar su colaboración mensual. En concreto, cuadruplicarla. –»Es que me impresiona mucho lo que hacéis, y quiero ayudar a más niños. Si ganara más dinero, más que os daría. ¡Ya

Seguir leyendo >>

Bautizos y clases

He conectado con Sarah, una chica a la que empezamos a pagar la educación hace cinco años, de las primeras. Tras terminar la secundaria trabajó unos meses de camarera. Luego la echaron y estaba en casa sin mucho que hacer. La he animado a ponerse en marcha. Ha buscado un curso de formación profesional como

Seguir leyendo >>

¡Comienza el curso!

Queridos amigos, la llegada de septiembre significa para nosotros el comienzo del nuevo curso. No ocurre lo mismo en Kenia, donde las clases se inician cada mes de enero. Sin embargo, en agosto han tenido unos días de vacaciones y ahora (septiembre, octubre y algo de noviembre) comienzan el tercer trimestre, el último. Nuestros alumnos,

Seguir leyendo >>

Una carta de Samuel

Me ha llegado una carta de Samuel Omondi. Es un chico al que perdimos la pista hace cinco años, tras rescatarle de la calle, porque volvió a escaparse. Ha vivido estos cinco años su propio proceso: dormir en parques o tuberías, comer de cubos de basura, malas costumbres…, hace dos años comenzó a recapacitar y

Seguir leyendo >>
graduation-icon

Forma parte de algo grande

¿Quieres hacer algo importante? ¿Quieres ser parte de la diferencia? Ahora puedes. Da a los niños de Nairobi la oportunidad de ir al colegio y construir su futuro y el de sus familias.

Cuatro hermanos, Steven, Joan, Dammaris y Lucy, que ya no faltan nunca a clase.

Empresas colaboradoras