Es la hora de los donantes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Samuel, hace cuatro años

Estoy asombrado y agradecido. Un buen número de personas, probablemente a raíz de la entrevista en Radio María, se nos han unido como colaboradores de Karibu Sana. Las cosas, a pesar de la pandemia, van muy bien. Eso sí, siempre queremos llegar a más…, y llegar mejor.

He hablado por teléfono con una mujer que me cuenta que apenas ve y que eso le lleva a pasarse el día rezando. Y que en cuanto se aclare con sus cuentas empieza a ayudarnos. Quiere cubrir los gastos de por lo menos tres niños en internados. «¡Si hay que comer dos días seguidos lentejas para poder ayudar a estos angelitos, pues se comen!», decía. Hemos quedado en conocernos en breve.

Fui a visitar a unos amigos. Sus hijos, de 8 y 5, me dieron un sobre con dinero: ¡8 euros! Dos de ellos dejados esa misma noche por el mismísimo Ratoncito Pérez.

Llegaron también los dineros donados por Caixa Catalunya, y estamos en pleno proceso de ampliación del dispensario de Kwetu Home of Peace: una gran ayuda para los niños rescatados de la calle y para todas las familias de esa zona rural, que podrán ser atendidos, entre otras cosas, por un pediatra y un experto en maternidad.

Ahora se acerca la Navidad, momento de dar regalos, especialmente a quienes no tienen nada (como el Niño en el Portal). ¿Te animas a regalar a Karibu Sana la colaboración de otro donante? Preséntale la web, regálale el libro…, y cambia sus vidas (la del donante, la de algún niño keniano).

Dos fotos: Víctor Mwenwa, nuestro primer beneficiario, con Moses Javier (mi niño) y otros pequeños de Desert Streams. En la otra un grupo de chicos y chicas huérfanos totales con los quehablé ayer. Les cubrimos la educación, comida y techo. Todos se preparan para el examen de paso a Secundaria: ¡todo un reto!

PD: Las ventas del libro van bien. Y las críticas (al menos las que me llegan a mí) son muy alentadoras. Os recuerdo que atrapa, y que impresiona. Y que es una aventura cargada de la ayuda de la Providencia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Otras historias del Diario

Karibu Sana no para

La vuelta del descanso de verano siempre nos sorprende. Al menos para mí, agosto parece el único mes ‘verdadero’, mientras que el resto son sucedáneos. En ellos se recuerda el agosto anterior y se anuncia el agosto siguiente. Pero en Kenia las cosas son distintas: los niños de ese país empezaron clases el primero de

Seguir leyendo >>

Durante las vacaciones…

Samuel Me ha escrito Samuel, que volvía con Karibu Sana tras cuatro años perdido. Se ha incorporado al colegio con la intención de acabar la Primaria (2º de la ESO) a los 18 años. Está en Desert Streams, el colegio de mis amigos Oloo. Vive con un profesor (Mr. Peter Napoleon, que le da Sociales)

Seguir leyendo >>

Samuel estudiando en su habitación en Kwetu.

Recibe el Diario de Karibu Sana en tu mail